Loading...

18.5.11

NESTOR GROPPA SE LLAMO A SILENCIO


Se podría decir que Néstor Groppa dejó de escribir el 4 de mayo del 2011 y la metáfora no perdería vuelo. Increíble el caudal de este cordobés de nacimiento (Laboulaye, 1928), jujeño por adopción, integrante del mítico grupo Tarja junto a Héctor Tizón, Andrés Fidalgo, José Clementti, el pintor Medardo Pantoja y tantos otros. Ahora, jibarizar la obra de Leandro, como lo llamaban muchos respetando el orden inicial de sus nombres, a los libros publicados o a las antologías en que ha figurado es jibarizar el monto y la calidad de lo realizado a todo lo largo de una vida. Ver una reseña. Se dejaría de lado, en el olvido o en un papel secundario los cuarenta (40) años en el matutino Pregón de San Salvador de Jujuy. Allí volcaba acuarelas, paisajes o anotaciones poéticas de hechos, casas, caserones y también cosas y personas al nivel de lo mejor que hizo llegar a través de la abundante producción libresca. ¿Cómo olvidar, después de haberlo leído en aquellos recuadritos minúsculos de la contratapa, al paisaje mayor de los tarcos azules de las muralles de la calle Senador Pérez, al fondo la hondonada y el rumoreo del Río Grande?
En el video al pie se procede a la lectura, casi simbólica, del poema La fragancia de una pomo de témpora,título entre la ironía, el dislate y el surrealismo. De todas maneras, la eternidad no tiene adioses. Quienes alguna vez tuvimos el privilegio de su trato, de tomar mate en su apacible casita cerca del Río Chico, a cuyas lavanderas les dedicó un poema de letra mayor resulta quisquilloso aceptar que este maestro rural y bibliotecario muchos años en la Quebrada de Humahuaca, este último oficio de y para poetas, si los hay, amén de los vendedores de semillas de Vasco Pratolini, haya desconectado sus cables a tierra e ingresado a la inmensidad de la memoria.