Loading...

15.8.05

UN MEGANEGOCIO CONTAGIOSO

 
FALTA SOLAMENTE QUE LLAMEN A CONFERENCIA DE PRENSA PARA QUE LOS NUEVOS VIRUS SE PRESENTEN SOLOS
 
Un nuevo virus (tranquilos que después lo llaman worm, gusano) comenzó a expandirse por Internet. El ZOTOB.A y ZOTOB.B llega a las PCs que casualmente no se hayan  actualizado con el último parche de Microsoft. Un verdadero horror. Ya nos empieza a correr el frío por el espinazo. El flamante integrante del nutrido elenco en la materia, oh novedad, aprovecha las vulnerabilidades de aquellos sistemas operativos (Windows, claro) que no tienen instalados el último parche y se aprovecha para autoejecutarse y dejar al sistema indefenso contra ataques provenientes desde fuentes externas. ¿No vendrán de Irán, por un casual? ¿De la Triple Frontera quizá?
 
No deja de llamar la atención que las agencias internacionales de noticias y socios locales que difunden este tipo de noticias hablan de computadoras atacadas, computadoras indenfesas, la necesidad de defender a las computadoras, cuando a estos aparatos nunca les pasa un pomo. En todo caso, la afectada es siempre la información que está logicamente grabado en en el disco duro. Pero esto tiene más vueltas y apunta a la instalación de una ideología terrorista, donde el usuario quede inerme frente a fuerzas casi imbatibles, salvo que se ponga con algunos morlacos, ya sea por derecha o por izquiera.
 
Aparte de abrir una puerta trasera para que piratas informáticos usen la computadora como herramienta para saturar, por ejemplo, una red informática, el gusano (¿no era virus?) descarga en el disco rígido un archivo denominado BOTZOR.EXE que impide que el usuario se conecte a sitios de empresas de antivirus para buscar una solución. Realmente todo un descubrimiento. Llevamos ya más de seis horas buscándole la puerta trasera a nuestro equipo y no encontramos nada. Son la mar de pillines estos pirátas informáticos. Los usuarios comunes apenas tienen una pálida idea de lo que es una computadora y le dicen red informática y creen que es para pescar pejerreyes virtuales. Ahora, los fulanos mencionados, asociados a periodistas especializados, forman una zaga francamente dañina y peligrosa. Peligrosamente inhumana: la desinformación para cazar giles y desplumarlos en guita, no rompiéndoles la computadora, sino la mollera generalmente poco provista que tienen.

Aunque la condición de peligrosidad es baja (entonces, ¿para qué catzo informan con grandes titulares?), se teme que el virus (dale, che: ¿no era gusano?) se propague entre aquellas máquinas que no han sido parcheadas (barbarismo de inglishñol por patch, en inglés, que es un remiendo en el programa, pero dicho así queda más paquete). Por el momento las corporaciones (¿cuáles?) dedicadas a combatir a estos programas maliciosos aconsejan actualizar las definiciones de las bases de datos de los programas antivirus o bien bajar el último parche que Microsoft lanzó la semana pasada. Los sistemas operativos afectados son Windows 95, 98, ME, NT, 2000, XP y Server 2003. Los que todavía conserven la Commodore 64, por lo tanto, se pueden quedar tranquilos.