Loading...

14.8.06

SIEMPRE JIBARIZANDO LA HISTORIA

William Henry Gates III°, de perfil y de frente.



¿PRIMEROS? SEGUNDOS, Y GRACIAS

La semana pasado, acompañados en el mundo por la prensa alcagüeta y alquilada, en segundo plano porque sabe que se quema, los muchachos de Seattle pretendieron festejar el 25° aniversario de la primera PC, cuando en realidad se cumplió un cuarto de siglo de la primera PC del Operativo Capricornio, una idea por entonces lanzada en secreto por la todopoderosa IBM asociada a Microsoft para contar con un sistema operativo único, un logro de Paul Allen, en aquellos años socio de Bill Gates, que pichicateó el código fuente del PC/M de Gary Kildare y sacó un engendro llamado MS-DOS. Obviamente, en medio de un zafarrancho de casi 200 PCs diferentes, cada uno con sus sistema operativo, a cual peor, el poderío de la entonces ultrapoderosa IBM, lograron imponerla en el mundo.

Recién en la versión 3.3 de este sistema operativo se puedo hablar de que había tal cosa adentro del hardware que como pan caliente imponía en todo el mundo el Big Blue Brother. Pero la primera PC fue, es y será la Altair 8800, diseñada por Edi Roberts y difundida por el Popular Electronic que editaba Leslie Solomon, The Uncle Sun (El Tío Sol), en enero de 1975.

Este patoterismo cultural, aparentemente anodino y para el chiquitaje, típico de los imperialistas, ya se cobró varias víctimas con el Encarta cuando se equivocaron y cuando pusieron que la raza aria era la superior en realidad no quisieron decir tal cosa y lo mismo cuando vendian una versión inglesa de la batalla de Waterloo, sin mayores variantes, porque ahí ganaban los del Duque de Weelingthon, pero con el mismo desparpajo, por problemas de marketing, pretendieron deslizar otra francesa donde el ganador era el corso Napoleón Bonaparte.

Las adulteraciones de esa famosa (por lo vendida, como siempre) enciclopedia multimedia en lo que hace a adulteraciones del atlas que siempre coinciden por pura casualidad con la visión geopolítica del Departamento de Estado han sido abundamente denunciadas como para insistir.

La primera PC no puede haber sido jamás la primera en su género, en 1981, porque en 1976 ya estaba la Apple I, de Wozniak y Job, que resultó un fracaso, y en 1978 la Apple II, que sigue siendo considerada la mejor que se vaya a hacer jamás. Pero al mejor estilo Goebbels ellos insisten y el periodismo lacayo repite porque los premian con mendrugos de avisos y a los más olfas con viajecitos, alguna notebook y otras regalías.

Así suele empezarse, continuarse y apoderarse. Lástima la cantidad de borregos babiecas que andan dando vuelta y compran cualquier cosa, junto con los jueguitos y las papas fritas.