Loading...

26.7.05

NI MUERTO LO DEJAN TRANQUILO

¡LEVANTEN EL MURO OTRA VEZ, POR FAVOR!

Anoche, en la emisión central de Telenoche, por canal 13, su cronista de espectáculos, una mujer para nada jovencita, lo suficientemente crecida como para esperar que haya aprendido algo de sólo escuchar, le descerrajó un homenaje al cumplirse el 10° aniversario del fallecimiento de Osvaldo Pugliese justo el año en que se cumple el centenario de su nacimiento.

Sin sonrojarse, para ponerse a tono con la ideología del multimedios que ya se está comiendo el país porque es dueño del 70% de los cables de todo el territorio, ilustró a los soberanos telespectadores que además de haber estado preso varias veces por su ideología comunista (sic, aunque se olvidó de aclarar que en gobierno peronistas y con el general vivo y ejerciendo la presidencia), justamente por haber sido lo que era había hecho de su legendaria orquesta una cooperativa y que debido al comunismo que profesaba TODOS COBRABAN IGUAL.

La franca marcha del neoliberalismo hacia un nuevo feudalismo y la total libertad vigente para barbarizar al máximo no sólo los ha retrotraído al más asqueroso macartismo, sino a desvirtuar al cooperativismo. Dejando como detalle que la orquesta de Pugliese no era una cooperativa, sino que algunos, con el fundador y director a la cabeza, tenían formada una cooperativa, a la cual se asociaban los que querían y el resto cobraban por lo que marcaba el Sindicato de Músicos, la diferencia fundamental entre las cooperativas y otras organizaciones económicas es que su democracia total es que los votos de cada miembro valen uno, no importa el capital aportado, pero que el reparto de ganancias se hace de acuerdo al capital aportado.

Descontado lo que había que pagarles a los de la orquesta que estaban por lo estipulado por el Sindicato de Músicos, desde 1939 a 1995, en que falleció con todavía el conjunto funcionando, Osvaldo Pugliese cobró el 13% de los ingresos, por lo que tenía aportado, ser el director y el presidente de la cooperativa. El resto era rigurosamente prorrateado de acuerdo a su cuota de capital. ¿De dónde el igualitarismo imaginado por la veterana que se estremece hasta los estertores cuando habla de Lady Di y llega al borde la micción cuando sale a relucir la Zorriaqueta?

La consecuencia de Osvaldo Pugliese con el Partido Comunista Argentino hasta su último hálito de vida no fue su única contradicción. La disciplinada militancia lo llevó a protagonizar hechos nada cómodos, sobre todo en la época del Proceso y no justamente porque obedeciera a sus convicciones más íntimas. Pero encima tirarle con estas flores, so pretexto de la versación para quien ha elegido esa franja tan resbalosa conocida como espectáculos y cosas del corazón, no hay derecho. Menos en gente metidos en un medio, jóvenes, maduros, viejos o la edad que tengan, que están al borde de trabajar 24 x 24, tipo galeotes, y son tan caretas que son hasta capaces de versear sobre el trabajo esclavo en la República Popular China.

Por algo debe haber sido que el visionario Juan José Castelli dijo que si veían al futuro no le dijeran que nosotros existíamos.